Organización y la coordinación

– La estructura legal de la red de incubación estará influenciada por la misión como por un modelo selectivo que sostenga su operatividad. Ésta deberá crear un consejo para coordinar este tipo de actividades.

– Deberá lograrse consenso entre el staff y los stakeholder administrativos (si existen) en la misión de la red.

– El consejo directivo de la red deberá estar compuesto por un pequeño grupo operativo a tiempo completo. Este número depende del tamaño, los clientes y las actividades administrativas dentro de la red.

– La red deberá ser capaz de atraer un número considerable de personal cualificado, incluyendo voluntarios e internos, para soportar actividades especificas de cada incubadora y los clientes sin coste alguno o con un coste muy bajo.